ALACRANIZADA

Desde que la adrenalina se apoderó de mi en el Cenote Azul en Playa del Carmen mis antenitas buscan cierto nivel de adrenalina. No es que me gusten las cosas demasiadas riesgosas, pero analizando las opciones podría sorprender a una que otra persona con mis ideas.

En mi penúltima visita a Durango mi primo Manuel me recomendó comer tacos de alacrán. ¡Hubieses visto mi expresión facial, !!¿tacos de alacrán?!!

Pero si queridos lectores, los alacranes se comen en mi tierra natal, una razón más para hacer crecer el título por el cual es conocido Durango: la Ciudad de los Alacranes.  En aquella ocasión por falta de tiempo no pudimos visitar el restaurante Raíces Comida Mexicana & Dolores Mezcal Bar, el dueño del establecimiento – conocido como el Rey Alacran– se ha encargado de añadir a la gastronomía duranguense el artrópodo más temible de la región, ya que una picadura podría llegar a ser letal.

 

¡¿Qué más me podría preocupar?? Si es simplemente un alacrán duranguense. No me asustaba el hecho de comérmelo, ¡lo que me alarmaba era animarme a agarrar el taco y probarlo!

Las animadas a comer estos tacos exóticos fueron mis mujeronas favoritas: Mi mamá y hermana Andrea. En el grupo también iba la porra, formada por mis nenucos Leo y Leah y la Sra. Miranda, una amiga de la familia.

El restaurante es muy mono, le han invertido en el aspecto histórico que define el corredor de la calle Constitución. La decoración me atrajo, ya que el establecimiento es 50% restaurante, y 50% museo. Mi mami quedó fascinada con la colección de teléfonos antiguos, y yo con las vitrinas que decoraban el cuarto en donde fuimos sentadas por David, el mesero más cool y amable que he conocido en mi vida.

 

Cerca de la cocina se encuentra un tipo pecera que almacena a varias decenas de alacranes vivos… ahí comienza mi nerviosismo. Una cosa es ver al alacrán vivo, moviéndose, con sus tenazas y aguijón venenoso, y otra solo verlo arriba del plato; con razón dicen que te comes tus miedos.

No había que meditar tanto en el menú, a pesar de que se antojaban las “Poblanas”, – tacos dorados bañados en salsa verde poblana- la decisión estaba tomada, tacos de alacrán y caldo Durangueño, el plato tradicional de la región.

David se encargó de darnos un tour por el restaurante mientras nuestra comida era preparada, nos llevó al jardín, el cual tiene una decoración bella con paredes que tienen al descubierto el material de construcción que ha sostenido a esta casona, también hay bicicletas colgadas, un refrigerador blanco viejo, un lavadero y plantitas alrededor. También nos facilitó unos sombreros típicos para ambientarnos antes de que comiéramos, pero lo que más ayudo fue una probadita de un mezcal fuerte.

 

Les cuento, que yo nunca había probado esta bebida con alcohol, sin embargo, mi hermanita quedó fascinada con el mezcal sabor pasa, si quieres algo más fuerte el mezcal con alacrán puede ser tu opción. Yo y mi mami preferimos el agua de pepino que tienen, mientras Mrs. Miranda prefirió probar el “Raíces”, una bebida hecha a base de mezcal, con cerveza, limón, sal y chile.

La verdad si me dio un tipo ataque de fobia, al ver al alacrán caminar sobre el brazo de David. Aún puedo escuchar a mi mami decirme: ¡Tranquila! Es algo irónico, porque cuando vivíamos en Durango mi mami siempre nos adiestró a estar pendiente de los avistamientos de alacranes en la casa. En cierta manera mi hermana y yo crecimos con un “respeto” -miedo- a estos tipos de animal. Pero ahora escuchaba su voz a lo lejos, diciéndome que me tranquilizara.

IMG_1853

David fue súper lindo al calmar a su bestia, ya que le tocaba el tórax y este se quedaba inmóvil. Después de sudar de nervios, y frotarme las manos por momentos, el alacran aterrizo en mis manos, verle las ocho patas y las pinzas fue impresionante. Nunca me imaginé que lo fuese a tener en mi sin riesgo a que me picara, nuestro mesero le cortó el aguijón, lugar donde almacenan la glándula de veneno. Al ver la conmoción mi querida madre también se unió al club alacranero del momento y se lo pusieron en la mano, entre gritos pequeños también conquistó el corazón de este alacrancito.

IMG_1852

Después llegó el turno de mi hermana, a quién le sugirió David que lo agarrará por la cola, otra valiente dispuesta a agarrar a ese animalito. Se puso algo roja de su cara, por lo que deduzco que también estaba nerviosa. Al final ya éramos expertas agarrando al alacrán y por supuesto fotografiándonos con él. Mrs. Miranda se terminó su bebida de mezcal casi instantáneamente al vernos cargar a esos animales. Leo también se animó a tocarlo y se lo pusieron en su mano, aún veo sus manitas de niño con un alacran encima.

¡Llegaron los tacos! …

Después de tenerlos en la mano, era hora de comerlos, nuestro plato llegó acompañado de un puré de papa, ensalada y un taco de harina de maíz con frijoles acompañado de aguacate y cuatro alacranes, ¡tendría que comerme los cuatro!

Fui la primera en dar una mordida, el alacrán estaba frito, así que la consistencia era crujiente, y la verdad no tiene un sabor desagradable, en si, me recordó al sabor del chapulín que probé en San Miguel de Allende. Así que lo describo como un taco crujiente, el alacrán puede agarrar el gusto de los sabores acompañantes, en este caso el aguacate.

Mi hermana también lo degustó, también para ella la textura fue crujiente, con atorón de patas entre los dientes, y la cola entre las muelas, la cual, ella asegura le durmieron la encía. Pero creo que eso fue el resultado de los nervios.

Al final me deleite comiéndome mi riquísimo caldo Durangueño, acompañado de mi agua de pepino fresca, ya había pasado lo más complicado y estaba alacranizada. Los alacranes son parte de la cultura de mi Durango, mi tierra querida, y me fascino la idea detrás de comercializar responsablemente a esta especie.

Aquí les dejo estas imágenes llenas de adrenalina.

Hasta la próxima.

Celia

IMG_1841

IMG_1837

IMG_1980IMG_1967IMG_1957IMG_1864IMG_1831IMG_1938IMG_1952IMG_1945IMG_1988IMG_2035IMG_2005IMG_2020IMG_2026

 

Advertisements

7 thoughts on “ALACRANIZADA

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s